Grifols: ¿fallo bajista o pull back?

Subidas destacables para Grifols en los primeros compases de sesión. Lidera el Ibex 35 tras anunciar que su Consejo de Administración ha acordado llevar a cabo un programa de recompra de acciones propias de conformidad con la autorización conferida por la Junta General Ordinaria de Accionistas celebrada el pasado 9 de octubre de 2020. La inversión máxima será de 125.000.000 de euros y se llevará a cabo entre hoy y el 14 de junio de 2021.

“El Programa de Recompra se ejecuta con la finalidad de destinar las acciones propias como moneda de pago en futuras adquisiciones que Grifols lleve a cabo (tal y como Grifols ha hecho en otras ocasiones).” Véase el caso de GigaGen.

El martes anunció que ha cerrado la transacción para adquirir el resto de las acciones de GigaGen Inc. («GigaGen») (aproximadamente el 56%) por un precio de 80 millones de dólares, libre de deuda. Grifols no ha requerido financiación complementaria para el cierre de la transacción. La mitad del precio se ha satisfecho en el momento del cierre y el resto será satisfecho en el plazo de un año desde el cierre. En Julio de 2017 Grifols ya adquirió aproximadamente el 44% de GigaGen por lo que, con esta transacción, Grifols pasa a tener el control total de GigaGen.

¿Fallo bajista o un simple pull back para seguir cayendo?

Desde el punto de vista técnico no tenemos buenas noticias a medio y largo plazo. En los últimos meses ha perdido la base de un amplio canal ascendente originado en 2014 y el soporte fundamental de los 21 euros, nivel que trata de recuperar a corto plazo.

Grifols

La pérdida de este soporte plantea un amplio y amenazante patrón de giro bajista, por lo que lo mínimo que debemos exigir para hablar de fortaleza es que recupere el soporte perdido de los citados 21 euros, ahora resistencia. Si aparece aquí nuevamente presión vendedora hablaríamos de un simple pull back para seguir bajando, por lo que precaución.

Invita a ser optimistas que las caídas han encontrado freno en un soporte decreciente que discurre ligeramente por encima de los 19 euros, por lo que si recupera tan importante entorno favoreceríamos mayores subidas a corto plazo hacia la zona de los 23/24 euros en próximas semanas. Cabría la posibilidad de haber asistido a un fallo bajista, argumento alcista en análisis técnico, y podríamos estar ante el origen de su reestructuración. Para confiar en ello es necesario que supere la directriz superior del canal que discurre actualmente por los 25 euros, por lo que todavía tiene muchos deberes por hacer.

Operativamente nos mantendríamos al margen y solo de una forma agresiva con stop bajo los mínimos de ayer podrían tomarse posiciones en busca de al menos un rebote a los 23 euros y la parte superior del canal, siendo conscientes de que si marca nuevos mínimos decrecientes bajo la directriz descendente que ha frenado las caídas no tendrá ya ningún soporte destacable hasta los 16 euros. Por tanto, es de vital importancia para sus aspiraciones alcistas a medio plazo que logre cierres sobre los 21 euros.

Grifols