¿Ha sido suficiente castigo en bolsa para Credit Suisse?

Las pérdidas en Credit Suisse vinculadas al colapso del fondo de cobertura estadounidense Archegos Capital Management superarán los 4.400 millones de francos suizos (4.700 millones de dólares).

Las acciones de Credit Suisse en el mercado estadounidense, en el NYSE, han descendido en las últimas semanas desde los 15 dólares a poco más de 10,40, aproximadamente un 30%. Casi un 20% desde la sesión del 26 de marzo, antes de conocerse el impacto del colapso.

El banco suizo espera una perdida antes de impuestos en el primer trimestre de alrededor de 960 millones. Recortará sus dividendos, suspenderá su programa de recompra de acciones y habrá baile de ejecutivos en su dirección.

Debemos recordar también que, a principios de marzo, antes del colapso en Archegos, Credit Suisse congeló 10 mil millones de dólares en fondos conectados a Greensill Capital, una compañía financiera de cadena de suministro ahora insolvente. Por tanto, se acumulan los problemas.

La cuestión es: ¿podría haber sufrido ya suficiente castigo su cotización?

Si analizamos su capitalización bursátil vemos que marcó un reciente máximo relativo el 25 de febrero en 35,44 billones de dólares y se ha depreciado hasta los 25,21 billones el pasado miércoles. Más de 10 billones, o traducido a Europa, se ha descapitalizado en 10.000 millones, lo que supera con creces los 4.700 millones de pérdidas vinculadas a Archegos. Faltarían aún casi otros 5.000 millones de descapitalización si tenemos en cuenta el caso Greensill Capital. En ese caso su cotización podría dirigirse todavía hacia la zona de los 8,40 dólares, pero antes aparece una zona de soporte muy importante en el entorno de los 10,10/9,65 dólares. Su alcance provocaría probablemente interés comprador.

Credit Suisse Diario (Nyse)
Capitalización bursátil

Hasta el momento su cotización ha corregido el 50% de toda la subida originada en marzo del pasado año y podría estar forjándose un gran giro alcista, por lo que vemos esta caída como un bache en su reestructuración, como una oportunidad para buscar entrada con vocación de permanencia. Viene de superar la zona de los 13,70 dólares, los máximos previos al Covid-Crash, lo que nos invita a ser optimistas con el valor que podría buscar la zona de los 20 dólares en próximos meses.

Si en próximas sesiones profundiza hacia la zona de los 9,70/9,35 dólares seríamos partidarios de comprar en caída con stop bajo los 8,40 dólares. Ceder este nivel abriría la puerta a caídas hacia el origen y no estaríamos dispuestos a asumir ese riesgo.

A plazos largos podemos identificar un canal bajista con tres mínimos y tres máximos significativos. Invita también a ser optimistas que el último tramo alcista, el formado entre los 6,50 y los 15 dólares, ha sido algo mayor al que formó en 2012 cuando Mario Draghi salió al rescate del Euro y de los mercados. No ha podido con la directriz superior, pero si la generalidad del mercado acompaña, y más en concreto el sector bancario, podríamos estar en la antesala de un giro tendencial a plazos largos.

Con todo, mientras no cierre el hueco semanal abierto desde los 13,58 dólares no podremos hablar de fortaleza y no se alejarán los riesgos bajistas. Eso llevará probablemente su tiempo.

Credit Suisse Semanal

Suscríbete: Introduce tu correo electrónico para recibir avisos de nuevas entradas.