Lo de Tesla, Musk y Burry es para hacérselo mirar

“The big short II”

Mucho se está hablando de Tesla en las últimas sesiones, de su afamado fundador Elon Musk por sus controvertidos comentarios vía redes sociales y de un viejo conocido de la anterior gran crisis como es Michael Burry. Podríamos hablar de “The big short II”.

Michael Burry, famoso por haber anticipado la crisis subprime en 2007, carga ahora contra Tesla comprando puts por valor de 534 millones de dólares. No sabemos lo fundado de su posición, y es probable que salga como ganador en el desafío de «dioses», pero también debemos tener en cuenta que en 2007 a pesar de que finalmente salió exitoso de sus operaciones estuvo a punto de quebrar la firma para la que trabajaba por su mal timing. No siempre los más afamados son los mejores gestores, independientemente de los resultados, puesto que a mi modo de ver una operación que pone en riesgo de ese modo el dinero de los clientes es cuando menos cuestionable. Para mí, desde luego no lo querría.

¿Dos grandes tramos de aproximadamente el 2.470% cada uno puede considerarse excesivo para cualquier empresa?

En cuanto a la situación técnica de Tesla ha entrado en fase correctiva probablemente de todo el gran tramo alcista originado, no solo el pasado año, sino desde los 35 dólares, los mínimos de 2019. Curiosamente en un movimiento prácticamente idéntico en términos porcentuales al desarrollado también en 5 tramos entre los 3 y los 77 dólares entre los años 2010 y 2017. Hablamos nada menos que de un 2.470% de subida respectivamente. Bien se merece una corrección ante tan estratosférica subida.

Entre 2017 y 2019 asistimos a una corrección de aproximadamente el 54%. Esa corrección proyectada desde los 900 dólares nos llevaría a los 408 dólares, al origen del último segmento alcista destacable. Parece bastante lógico y razonable que se dirija a ese entorno.

TESLA MENSUAL

A corto plazo podría aparecer interés comprador desde los 540/537 dólares

No obstante, a corto plazo ya aparecen soportes próximamente que podrían poner freno a las caídas y provocar un cierto rebote que genere una fase lateral e incluso una nueva aproximación a máximos. Aunque eso suceda no confiaríamos en eventuales rebotes independientemente de “la gran apuesta” de Michael Burry, “The big short II”.

Desde la zona de los 537 dólares es probable que vuelva a aparecer interés comprador que provoque el citado rebote. De lo contrario ya no habría más soporte hasta la zona de los 468 dólares, un 13% de caída adicional, lo que supondría una aceleración de las caídas y sería una señal de debilidad que advertiría de que podríamos ver incluso caídas mayores hasta los 348 dólares, un 35% de caída adicional bajo los citados 537 dólares. Este riesgo no se alejará a corto plazo mientras no recupere al menos los 625 dólares y desde Trader 35 Investment no trataríamos de aprovechar eventuales rebotes. Nos mantendríamos operativamente al margen y no buscaríamos entrada hasta que no existan evidencias claras de suelo en la corrección, algo que de momento está lejos de suceder, al margen de que pueda formar un sustancial rebote a corto plazo.

TESLA DIARIO

Suscríbete: Introduce tu correo electrónico para recibir avisos de nuevas entradas.