PharmaMar a la espera de una «eterna» autorización

PharmaMar consolida posiciones en las últimas semanas sobre la parte superior del hueco alcista que abrió a finales de enero animada por la publicación de la revista “Science”, en la que se afirmaba que Aplidin reduce la carga viral del Covid al 99%. A día de hoy, PharmaMar sigue sin autorización de las autoridades para iniciar el ensayo clínico de fase III del Aplidin.

La solicitud se tramitó el día 8 de febrero y el plazo máximo para obtener respuesta es de 90 días, por lo que aún podría retrasarse un mes más. La tardanza contrasta con la urgencia que requiere lo extraordinario de la crisis sanitaria que vivimos. La propia Agencia Británica del Medicamento (MHRA) autorizó con celeridad, el 17 de febrero, para que pacientes británicos hospitalizados con infección moderada participen en el ensayo clínico de fase III.

La publicación de la revista “Science” supuso un espaldarazo para su cotización, para sus aspiraciones alcistas. De hecho, con el hueco alcista abierto cerró otro bajista que se produjo a primeros de diciembre, lo que nos ha dejado una formación en isla, que suele ser una figura muy potente. La espera de la autorización se está resolviendo con una vuelta atrás hacia el hueco, con una consolidación, pero de momento mantiene intactas sus opciones.

No nos sorprendería que en cualquier momento obtenga la autorización y salte al alza en busca de nuevos máximos crecientes, con el objetivo de fondo en próximos años de buscar sus máximos históricos establecidos en los 249 euros allá por el año 2000.

No habrá debilidad destacable mientras no cierre el hueco abierto desde los 87,50 euros y hablaremos de fortaleza a corto si supera los 103,10 euros. En ese caso podrían tomarse posiciones asumiendo un stop bajo el hueco. Lo más probable es que siga consumiendo sesiones en un estrecho rango a la espera de la «ansiada» autorización.

PharmaMar Diario
PharmaMar Mensual

Recordemos que PharmaMar, como puede verse en el gráfico mensual adjunto, viene de confirmar un gran patrón en forma de doble suelo que ha dado forma a su reestructuración alcista tras muchos años de castigo bursátil. En la zona de resistencia intermedia de los 140 euros encontró freno el pasado año y ha corregido prácticamente la mitad de la potente subida originada a finales de 2018. Entendemos que es cuestión de tiempo para que alcance sus máximos históricos, si no fructifica en próximas semanas la consecución de nuevos máximos crecientes.

Por el contrario, ceder el hueco abierto desde los 87,50 euros no sería buena noticia, puesto que podría provocar que su cotización caiga en el ostracismo por un buen tiempo, que entre en una amplia fase lateral que consuma demasiado tiempo como para asumir estar posicionado. En ese caso optaríamos por cerrar posiciones. Puede servir de ejemplo, del lateral al que nos referimos, el que desarrolló entre los años 2002 y 2007 entre los 140 y 60 euros. La diferencia actual es que ahora esperaríamos su resolución al alza.

Suscríbete: Introduce tu correo electrónico para recibir avisos de nuevas entradas.