Quizás sea el momento de que Kraft Heinz le de a Warren Buffett los frutos que espera

El gigante alimentario Kraft Heinz ha dado mucho que hablar en los últimos años por ser accionista de la compañía Warren Buffett, el conocido como oráculo de Omaha, y no comportarse especialmente bien, sino todo lo contrario. En concreto posee títulos por más del 4% de su cartera en Kraft y ha sufrido fuertes pérdidas estos últimos años. En algún momento ha reconocido haber pagado en exceso cuando Kraft se fusionó con Heinz en 2015, pero a día de hoy es la quinta mayor posición en su cartera, por detrás de Apple, Bank of America, Coca Cola y American Express, por lo que su apuesta sigue siendo fuerte.

Cuentas mejores de lo esperado

Pues bien, la compañía presentó ayer las cuentas correspondientes al cuarto trimestre del año mejorando las previsiones de los analistas. Su cotización registró subidas próximas al 5% y se encuentra en un momento técnico interesante.

Después del gran hueco bajista abierto a primeros de 2019 podría estar tomando cuerpo su reestructuración alcista, lo que podría aunar sus buenos fundamentales con su aspecto técnico.  Lo más destacable en los últimos meses es que ha logrado superar la resistencia intermedia y origen del último gran tramo bajista, los 33,60 dólares. Este hecho es muy importante, puesto que ha logrado romper la sucesión de máximos y mínimos decrecientes y ha logrado situarse por encima de los niveles precovid-crash, lo que solo puede ser visto como una muestra de fortaleza relativa que invita a ser optimista con el título.

Reestructuración alcista

Después de corregir parte de las subidas del pasado año, en concreto la mitad, define un canal con sesgo alcista en las últimas semanas que está conduciendo su cotización a presionar nuevamente los máximos del pasado verano, los 36,40 dólares. Aún no podemos considerar que se haya alejado el riesgo de ver una recaída a los 30/28 dólares en lo que sería una corrección más compleja, pero si supera el techo del canal, cuya tangencia discurre por los 37 dólares, este riesgo se alejaría y se despejaría el camino para más subidas. Podría ser una opción de compra. Quizás sea el momento de que Kraft Heinz le de a Warren Buffett los frutos que espera.

El primer objetivo destacable sería cerrar el amplio hueco bajista abierto desde los 48,18 dólares y en función de la amplitud del giro sobre los 33,60 dólares se puede plantear una extensión de las subidas hacia los 66 dólares, lo que supondría una revalorización del 32% y 81% respectivamente.

Comprar si supera los 37 dólares

Aquellos que puedan estar interesados en comprar si supera los 37 dólares y quieran evitar el riesgo de una recaída a los 30/28 dólares podrían establecer el stop bajo los 32,70. En todo caso, si retestea ese entorno de soporte lo consideraríamos como una inmejorable oportunidad de compra.

Gráfico Diario Kraft Heinz